Los videojuegos Arcade son aquellos diseñados entre los años 80 y 90 para máquinas recreativas que estuvieron disponibles en centros comerciales, restaurantes, bares, etc. Si bien, tenían ciertas características en cuanto a su diseño y gráficos, en su momento fueron también innovaciones tecnológicas al mostrar el potencial de los gráficos, siempre tratando de crear sensaciones realistas y envolventes, a través de un control manual o un teclado.

En nuestros días se ha disparado una gran cantidad de video juegos siguiendo las características de los Arcade, debido a la nostalgia de los gamers y además, apostando a una gran jugabilidad, lo que trae en consecuencia una disponibilidad de títulos en diferentes plataformas, y ya no es necesario contar con la maquina Arcade (maquinita) para poder disfrutarlos.  

Las características principales de los juegos Arcade son: un diseño sencillo y minimalista, niveles cortos con controles fáciles de asimilar, dificultad de juego ascendente, sistema de vidas. En realidad, esto era para mantener a los jugadores en el juego por un tiempo determinado, para que al término de este tuvieran que insertar más monedas o fichas.  

Las máquinas Arcade originales hoy son consideradas objetos de coleccionistas.